Justificación del Plan

Para conseguir que los alumnos/as del Máster adquieran las competencias exigidas y los objetivos propuestos, la metodología y la programación se basan en una formación activa y participativa y en la asimilación progresiva de experiencias y razonamientos jurídicos.

La programación del título está orientada a fomentar el conocimiento y comprensión clara de la deontología, de la normativa y de la actividad profesional del alumno. Se trata de conseguir que adquiera unos hábitos profesionales apropiados.

La organización del plan tiende a conseguir que, desde el inicio, el alumno se desenvuelva en las técnicas propias del ejercicio de la profesión de abogado de tal forma que la Deontología, las Técnicas Instrumentales y las Transversales, imprescindibles para la práctica, se adquieran en el primer cuatrimestre del Máster informando el resto de las materias y asignaturas.

La práctica procesal civil y la práctica sustantiva civil I se incardinan en el primer cuatrimestre teniendo en consideración que las dos son troncales dada la aplicación supletoria del derecho civil y, en concreto, de la normativa procesal en la materia.

La práctica laboral y la administrativa se sitúan, también, en este primer cuatrimestre para que, en el momento de iniciarse las prácticas externas, el alumno haya adquirido los conocimientos y habilidades suficientes para el desarrollo de las mismas.

En el segundo cuatrimestre se incardina el otro gran bloque de derecho procesal, dentro de la práctica procesal penal. La práctica sustantiva civil II y la práctica sustantiva penal completan la formación en el aula a la vez que se inician las prácticas externas.

En el tercer cuatrimestre se imparten las materias relativas a Derecho Mercantil y Derecho Tributario, que requieren una mayor especialización y que parten de los conocimientos adquiridos en los dos cuatrimestres anteriores. El segundo bloque de prácticas externas y el trabajo de fin de Máster se incluyen en este último cuatrimestre para que el alumno pueda poner en valor y desarrollar los conocimientos, técnicas, habilidades y actitudes adquiridas a lo largo del Máster.

La programación pretende que el alumno avance en los conocimientos de forma paulatina y organizada de tal forma que las competencias exigidas se adquieran de forma lógica y sistemática.